Usamos cookies propias y de terceros para mejorar la navegación y mostrar publicidad personalizada según su navegación.
Si continua navegando consideramos que acepta nuestra Política de cookies.
 19/10/2018 12:56
Beta: fxmania está todavía en fase de pruebas. Nos gustaría recibir su feed-back por e-mail.
Noticias macro general y mercados

13/06/2018 16:14:09

El cese de Dimas Gimeno descarta la salida a bolsa de El Corte Inglés

Ha llegado el día. El consejo de El Corte Inglés va a echar a Dimas Gimeno como presidente de los grandes almacenes. Las hermanas Marta y Cristina Álvarez no quieren a su primo en la presidencia y han conseguido el apoyo suficiente para destituirle. Pero la guerra no acaba aquí. Se avecinan procesos judiciales y queda cancelada la salida a bolsa de la compañía con más empleados de España.

Siete consejeros piden la destitución de Dimas Gimeno. Marta y Cristina Álvarez, Carlos Martínez, Florencio Lasa, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa (ambos consejeros delegados de la compañía) y Paloma García Peña (representante del fondo Mancor) se mostraron claros en el consejo ordinario del pasado 30 de mayo: no quieren a Gimeno como presidente.

La suma del capital de estos consejeros es de cerca del 70%, por lo que saldrá adelante la destitución de Gimeno. Pero por otro lado están Manuel Pizarro y el qatarí Hammad bin Jazzim bin Jaber al Thani, que también se mostraron a favor de celebrar el consejo extraordinario de este jueves, pero no manifestaron su intención de voto.

Esta disputa entre dos bandos va más allá de una pelea entre familiares. La batalla en El Corte Inglés durará más allá de esta destitución y pone en peligro más cosas que la voluntad de Isidoro Álvarez. La guerra interna pone en peligro la estabilidad accionarial, la situación financiera y el rumbo estratégico de la compañía. A todo ello, hay que sumar la anunciada salida a bolsa de El Corte Inglés.

La guerra interna pone en peligro la estabilidad accionarial, la situación financiera y el rumbo estratégico de la compañía

Dimas Gimeno apuesta por que El Corte Inglés salga a bolsa. Sus primas, las hermanas Álvarez, no. Este fue uno de los temas que añadió el aún presidente en el orden del día 48 horas antes de que se celebrase el consejo de administración ordinario. Pero no se debatió. Tal y como explicaron fuentes de la empresa, los consejeros señalaron que era un tema que tienen que tratar los consejeros delegados y no en el consejo de administración.

El presidente considera que la salida a bolsa es la mejor opción para el futuro de la compañía, ya que supondría mayor transparencia y mejoras de gobierno corporativo. En una entrevista, Gimeno se mostró claro y aseguró que la salida a bolsa “es innegociable”, aunque matizó que no de manera inminente, pero sí “prepararse para abordarla más adelante”.

Para Dimas Gimeno esta sería “la única manera” de encontrar una salida a los problemas accionariales y “sobre todo para mejorar la transparencia de la compañía”. De hecho, considera que El Corte Inglés no tiene “los niveles adecuados de transparencia”.

Aparte de la transparencia y de la mejora del gobierno corporativo, Dimas Gimeno recuerda que esta decisión se debe abordar “tarde o temprano” porque es uno de los compromisos con el qatarí Al Thani, que cuenta con el 10% de la compañía después de invertir 1.000 millones de euros en 2015. La inversión del qatarí vino con una serie de compromisos como que el ebitda creciese un 12% en los tres primeros años y una salida de liquidez, que se conseguiría con la salida a bolsa de El Corte Inglés.

VENDER SU PARTE

Dimas Gimeno cuenta con el 7% de El Corte Inglés, junto a su madre y a su tío. Las hijas de Isidoro Álvarez quieren comprar esa participación, pero es complicado, ya que los bancos no les permiten endeudarse más y es que está valorada en 700 millones de euros. Por tanto, también está muy interesado en la salida a bolsa para poder vender sus acciones en el mercado.

El presidente se muestra rotundo: “Queremos seguir en El Corte Inglés, pero si el día de mañana las cosas no se hacen bien y nos vemos apurados quizás tengamos que hacerlo”. Y es que mantener esta herencia conlleva unos impuestos de 100 millones de euros en total los ocho próximos años.

Según explica Gimeno, la única forma de poder afrontar este gasto es que El Corte Inglés reparta dividendos, así “que si el grupo va mal yo voy a tener un problema con Hacienda. Pedimos que todos los dividendos se repartan, que es lo que parece lo lógico en una patrimonial, pero las hermanas Álvarez no quisieron comprometerse”.

Y es aquí cuando llegaron las demandas. Los hermanos de Isidoro Álvarez demandaron a las hijas por cómo ejecutaron el legado del presidente, que falleció en 2014. En concreto, en lo relativo a Cartera de Valores IASA, la empresa mercantil tenedora del 22% del capital de El Corte Inglés y controlada en un 70% por las hijas de Isidoro Álvarez.

Gimeno reconoce que una vez que se pusieron estas demandas sí que se repartieron dividendos porque “se dieron cuenta de que la situación no sería sostenible”. Además, el presidente reconoce que las hermanas Álvarez saben que “si tenemos problemas económicos al final venderemos”.

IMPUGNARÁ EL CONSEJO

Dimas Gimeno ya perdió poder en octubre de 2017, cuando el consejo le quitó los poderes ejecutivos y pasó a ser sólo presidente. En su sustitución, las hermanas Álvarez nombraron a Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa como consejeros delegados.

Este jueves no acudirá al consejo extraordinario que le destituirá. Además, se ha mostrado contundente: “Pienso impugnar el consejo y seguiré batallando”. Y tanto que lo hará. Gimeno ha convocado otro consejo extraordinario el próximo 12 de julio. El orden del día de este encuentro contempla un plan de sucesión en la presidencia; la necesidad de adaptar la compañía a las normas de buen gobierno y la constitución de la comisión de nombramiento y retribuciones.

Por otro lado, el orden del día de este jueves se contempla que la aprobación del acta del consejo anterior; el cese y nombramiento del presidente; y los ruegos y preguntas. Un posible sustituto de Gimeno es Nuño de la Rosa. Gimeno opina que “es una persona preparada y un profesional que ha hecho un buen trabajo”.

Ha llegado el día. El consejo de El Corte Inglés va a echar a Dimas Gimeno como presidente de los grandes almacenes. Las hermanas Marta y Cristina Álvarez no quieren a su primo en la presidencia y han conseguido el apoyo suficiente para destituirle. Pero la guerra no acaba aquí. Se avecinan procesos judiciales y queda cancelada la salida a bolsa de la compañía con más empleados de España.

Siete consejeros piden la destitución de Dimas Gimeno. Marta y Cristina Álvarez, Carlos Martínez, Florencio Lasa, Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa (ambos consejeros delegados de la compañía) y Paloma García Peña (representante del fondo Mancor) se mostraron claros en el consejo ordinario del pasado 30 de mayo: no quieren a Gimeno como presidente.

La suma del capital de estos consejeros es de cerca del 70%, por lo que saldrá adelante la destitución de Gimeno. Pero por otro lado están Manuel Pizarro y el qatarí Hammad bin Jazzim bin Jaber al Thani, que también se mostraron a favor de celebrar el consejo extraordinario de este jueves, pero no manifestaron su intención de voto.

Esta disputa entre dos bandos va más allá de una pelea entre familiares. La batalla en El Corte Inglés durará más allá de esta destitución y pone en peligro más cosas que la voluntad de Isidoro Álvarez. La guerra interna pone en peligro la estabilidad accionarial, la situación financiera y el rumbo estratégico de la compañía. A todo ello, hay que sumar la anunciada salida a bolsa de El Corte Inglés.

Dimas Gimeno apuesta por que El Corte Inglés salga a bolsa. Sus primas, las hermanas Álvarez, no. Este fue uno de los temas que añadió el aún presidente en el orden del día 48 horas antes de que se celebrase el consejo de administración ordinario. Pero no se debatió. Tal y como explicaron fuentes de la empresa, los consejeros señalaron que era un tema que tienen que tratar los consejeros delegados y no en el consejo de administración.

El presidente considera que la salida a bolsa es la mejor opción para el futuro de la compañía, ya que supondría mayor transparencia y mejoras de gobierno corporativo. En una entrevista, Gimeno se mostró claro y aseguró que la salida a bolsa “es innegociable”, aunque matizó que no de manera inminente, pero sí “prepararse para abordarla más adelante”.

Para Dimas Gimeno esta sería “la única manera” de encontrar una salida a los problemas accionariales y “sobre todo para mejorar la transparencia de la compañía”. De hecho, considera que El Corte Inglés no tiene “los niveles adecuados de transparencia”.

Aparte de la transparencia y de la mejora del gobierno corporativo, Dimas Gimeno recuerda que esta decisión se debe abordar “tarde o temprano” porque es uno de los compromisos con el qatarí Al Thani, que cuenta con el 10% de la compañía después de invertir 1.000 millones de euros en 2015. La inversión del qatarí vino con una serie de compromisos como que el ebitda creciese un 12% en los tres primeros años y una salida de liquidez, que se conseguiría con la salida a bolsa de El Corte Inglés.

VENDER SU PARTE

Dimas Gimeno cuenta con el 7% de El Corte Inglés, junto a su madre y a su tío. Las hijas de Isidoro Álvarez quieren comprar esa participación, pero es complicado, ya que los bancos no les permiten endeudarse más y es que está valorada en 700 millones de euros. Por tanto, también está muy interesado en la salida a bolsa para poder vender sus acciones en el mercado.

El presidente se muestra rotundo: “Queremos seguir en El Corte Inglés, pero si el día de mañana las cosas no se hacen bien y nos vemos apurados quizás tengamos que hacerlo”. Y es que mantener esta herencia conlleva unos impuestos de 100 millones de euros en total los ocho próximos años.

Según explica Gimeno, la única forma de poder afrontar este gasto es que El Corte Inglés reparta dividendos, así “que si el grupo va mal yo voy a tener un problema con Hacienda. Pedimos que todos los dividendos se repartan, que es lo que parece lo lógico en una patrimonial, pero las hermanas Álvarez no quisieron comprometerse”.

Y es aquí cuando llegaron las demandas. Los hermanos de Isidoro Álvarez demandaron a las hijas por cómo ejecutaron el legado del presidente, que falleció en 2014. En concreto, en lo relativo a Cartera de Valores IASA, la empresa mercantil tenedora del 22% del capital de El Corte Inglés y controlada en un 70% por las hijas de Isidoro Álvarez.

Gimeno reconoce que una vez que se pusieron estas demandas sí que se repartieron dividendos porque “se dieron cuenta de que la situación no sería sostenible”. Además, el presidente reconoce que las hermanas Álvarez saben que “si tenemos problemas económicos al final venderemos”.

IMPUGNARÁ EL CONSEJO

Dimas Gimeno ya perdió poder en octubre de 2017, cuando el consejo le quitó los poderes ejecutivos y pasó a ser sólo presidente. En su sustitución, las hermanas Álvarez nombraron a Víctor del Pozo y Jesús Nuño de la Rosa como consejeros delegados.

Este jueves no acudirá al consejo extraordinario que le destituirá. Además, se ha mostrado contundente: “Pienso impugnar el consejo y seguiré batallando”. Y tanto que lo hará. Gimeno ha convocado otro consejo extraordinario el próximo 12 de julio. El orden del día de este encuentro contempla un plan de sucesión en la presidencia; la necesidad de adaptar la compañía a las normas de buen gobierno y la constitución de la comisión de nombramiento y retribuciones.

Por otro lado, el orden del día de este jueves se contempla que la aprobación del acta del consejo anterior; el cese y nombramiento del presidente; y los ruegos y preguntas. Un posible sustituto de Gimeno es Nuño de la Rosa. Gimeno opina que “es una persona preparada y un profesional que ha hecho un buen trabajo”.

▸ Noticias macro general y mercados

Calculadora de divisas
Calendario económico